4 nov. 2013

Los juegos de mesa en la escuela: oportunidad para trabajar la coeducación.


Loreto Joyce de Damas Victoria
Coordinadora del  Plan de Igualdad  

CEIP “Tierno Galván” 


Cuando las nubes cubren los cielos y la lluvia llena de agua los patios de juego, surge el problema en muchas aulas sobre que hacer en las mismas en estos días grises.

              Como especialista en Educación Física, me gustaría proponerles lo siguiente: el diseño y/o  coloreado  y plastificado de modelos de juegos de mesa por parte del alumnado, que será utilizado por el perteneciente a cada clase a lo largo del curso y que perseguirá varios objetivos:

              -Trabajar coeducativamente coloreando entre todos sus propios juegos de mesa:  parchís, escalera, oca, ajedrez, tres en raya, conecta cuatro u otros.

              -Disfrutar  y cuidar de “sus” juegos (pues los han fabricado  entre toda la clase), aprendiendo las normas y respetándolas, experimentando las diferencias entre los diversos juegos (azar en la oca, estrategia en el parchís o ajedrez,…).

           -Favorecer las interrelaciones entre los compañeros/as de clase en un contexto diferente como son los juegos de mesa.

Este trabajo lo he llevado a la práctica en diversos centros por los que he ido pasando y he de decir que  las opiniones del profesorado al respecto han sido positivas en varios aspectos:

       -Al usar material reciclado, trabajamos la educación ambiental y el reciclaje “reutilizando” los tapones (como fichas).
         -Al decorarlos entre todos/as, cuidan más los tableros, pues son “suyos” y pueden ir saltando de curso en curso (el plastificado hace que la duración sea mayor y su presentación mejor). Pueden realizarse varios juegos por clase, para garantizar que todos/as puedan jugar (recordemos que normalmente juegan dos personas al ajedrez o damas y cuatro en el parchís, siendo más variable el número en la escalera o la oca).

       -Los juegos de mesa permiten exteriorizar muchos aspectos de la personalidad de nuestro alumnado y al ser más estáticos permiten relacionarse a todo el alumnado sin que las capacidades físicas (el ser más fuerte, más rápido/a, más bueno/a en tal deporte o actividad física,etc.), constituyan un impedimento o un elemento para discriminar a unos u otras.

En definitiva, comparto esta experiencia  para que sea extensible a otros centros y alumnado, donde el profesorado pueda beneficiarse de los efectos de esta iniciativa que favorece el desarrollo de la coeducación en nuestros alumnos/as a través de una experiencia lúdica  saludable que mejora las relaciones interpersonales, llena los días lluviosos convirtiéndolos en algo no tan “terrible” para alumnado y profesorado  y de paso nos ayuda a cuidar del medio ambiente.

               A modo de ejemplo, les muestro los modelos que les enseño a mis alumnos/as para que vean como puede quedarles.


Gracias Loreto por compartir tus ideas! si quieres nos puedes enviar las plantillas o modelos de los juegos

No hay comentarios:

Publicar un comentario